Capitales escandinavas con niños #CorresponsalPANGEA

Nuestros amigos de Mi pequeño Gulliver nos muestran lo fácil que es viajar con niños si tienes la información suficiente. Os dejamos su experiencia por las capitales escandinavas con #CorresponsalPANGEA. 

¿Alguna vez os habéis planteado un viaje a Escandinavia? Suecia, Noruega y Dinamarca son países que a los europeos del sur nos resultan muy exóticos, quizás por la distancia, por la diferencia de culturas o quizás de paisajes. Sea como fuere, son destinos llamativos que cada vez más gente se anima a recorrer.

Si viajas con niños, los países escandinavos son una perfecta elección pues cuidan muy bien a sus jóvenes visitantes y se agradecen las facilidades para moverse con ellos y encontrar oferta de turismo y ocio adecuada a los peques.

Tienda Lego en Copenhague

Tienda Lego en Copenhague

Este verano recorrimos las capitales escandinavas con nuestros hijos de 2 y 5 años. El gancho para captar su interés inicial fue seguir los rastros de los antiguos vikingos que poblaban estas tierras, sin embargo, una vez en ellas las opciones de diversión eran tantas que el tema vikingo quedó relegado prácticamente a los suvenires.

Si estás pensando visitar una o varias capitales escandinavas en familia, estas son algunas de las cosas que podréis ver y hacer para disfrutar con los niños.

Estocolmo

Estocolmo está formada por islas conectadas entre ellas y como las distancias no son grandes se puede recorrer el centro de la ciudad a pie. Aunque a los niños seguro que les gusta subir al tranvía o tomar un ferry, especialmente el que lleva a la isla de Djurgården, donde se encuentran la mayoría de museos y atracciones familiares.

La pequeña Indira con el ayuntamiento de Estocolmo de fondo.

La pequeña Indira con el ayuntamiento de Estocolmo de fondo.

Es en Djurgården donde está el museo al aire libre Skansen, con representaciones de antiguas casas de campo de toda Suecia y una muestra de la fauna autóctona. Muy cerquita está el Museo Vasa, uno de los más populares en la ciudad, sin embargo, si vuestros hijos son muy peques quizás no les llame tanto la atención el rescate de este gigantesco buque del siglo XVII. No podéis perderos el Museo Junibacken, dedicado a Astrid Lindgren, autora de Pippi Langstrump, visitarlo es como pasear por un cuento. El Aquaria y el Parque de atracciones Luna Grund se encuentran a un paso en esta misma isla. Y si os gusta la música de ABBA, aquí está su museo.

Otros lugares destacados para familias son el museo de tecnología, Tekniska Museet o el del Trasporte y Juguetes. Pasear por su casco histórico Gamla Stan y descubrir la estatua de San Jorge y el Dragón o sus casitas de colores mientras tomas un waffle también les gustará a los peques.

Podéis ver una pequeña guía de Estocolmo con niños en nuestro blog.

Sam con un mapa en 3D de Estocolmo.

Sam con un mapa en 3D de Estocolmo.

Oslo

La capital noruega refleja el alto nivel de vida de sus habitantes. Una de sus principales visitas es la Fortaleza y el Castillo de Akershus desde donde se defendía a la ciudad, aún conserva sus cañones apuntando al horizonte.

Si vais con peques no podéis olvidar la Península de Bygdøy, en ella encontraréis el Museo Fram, dedicado a las expediciones polares con juegos para poner a prueba a vuestros jóvenes exploradores y el propio barco Fram, al que se puede subir a bordo. Muy cerquita está el Museo de barcos vikingos, un gran reclamo en nuestra ruta vikinga y un lugar donde aprender más de este antiguo pueblo. En esta península también está el Museo del Pueblo Noruego, muy parecido al de Skansen de Estocolmo, con casas tradicionales noruegas y actividades para los niños.

Otro lugar que os fascinará es el Parque Vigeland, repleto de esculturas humanas en curiosas poses y un monolito de 17m con 121 figuras humanas entrelazadas. Además hay una zona de columpios que los niños agradecerán.

En nuestro blog descubriréis 10 lugares para visitar en Oslo con niños

Museo Fram

Museo Fram

Copenhague

En Copenhague hay unos cuantos palacios y castillos con estupendos parques y en algunas zonas de columpios. El Kastellet es una antigua fortificación que nos sorprendió por su forma de estrella y murallas en forma de verdes colinas, muy cerca está la popular estatua de la Sirenita.

En el centro de la ciudad se encuentra uno de los primeros parques de atracciones del mundo, el Tivoli. Las atracciones siempre triunfan entre el público infantil (y en nuestro caso también los adultos lo disfrutamos). Y ya que estáis en el país de los bloques de construcción más famosos no podéis olvidar pasar por la tienda de Lego, una auténtica maravilla para los aficionados a las construcciones.

La capital danesa es perfecta para recorrerla en bici, como se mueven sus habitantes. Hay carril bici por toda la ciudad y podéis alquilar bicis familiares, con un carrito en la parte de delante para llevar a 2 niños pequeños. Los niños se lo pasan bomba y es más descansado para ellos que ir caminando a todas partes. Así descubrimos nosotros la ciudad sobre ruedas.

Nyhavn, Copenhague

Nyhavn, Copenhague

Y ahora que os hemos desvelado lo más interesante de las capitales escandinavas para familias, ¿os animáis a llevar a los peques a conocerlas?

Publicado por Mi pequeño Gulliver.