Una aventura en Ordesa

Nuestros asesores expertos aprovechan cualquier momento para hacer una escapadita, y el puente de mayo es el momento idóneo para disfrutar de la incipiente primavera, tomar los primeros rayitos de sol y observar toda la naturaleza que nos rodea. Bram, nuestro experto en Aventura y Naturaleza, nos organizó un fin de semana en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en el pirineo oscense. ¡Y allí que nos fuimos!

Tras un viaje en grupo con los niños de Chemi, Bram hablando de cada pájaro que veía y Laura Pugnaire con el brazo hacia arriba, llegamos al hotel Barceló Hotel Monasterio de Boltaña, un hotel spa de 5 estrellas justo en el camino de acceso a Añisclo y Ordesa. Bram nos había reservado unas bonitas villas anexas al hotel con vistas al río Ara y una zona muy tranquila. ¡Todos lo pensamos! ¡Qué buen sitio para venir en familia!

Pero si lo que queríamos era estar tranquilos, tomar unas cervezas al sol y sacar unas cuantas fotografías para Instagram... ¡éste no era el viaje! Como no podía ser de otra manera, nos esperaban muchas actividades y todos estábamos locos por probarlas. 

La más divertida fue hacer rafting por el río Ésera. Hicimos un descenso de grado 4, de una hora y media de duración aproximadamente. ¡Fue una experiencia inolvidable! Pero algo cansada... ¡así que al spa del hotel a relajarnos!

Un día agua y otro tierra. Porque al día siguiente nos montamos en un 4x4 para subir durante una hora hasta los miradores del valle de Añisclo, donde paseamos por los altos con vistas impresionantes de los últimos picos nevados. Además, y gracias al olfato de Bram, pudimos ver buitres quebrantahuesos, los buitres más amenazados de Europa. 

Nosotros ya hemos estado allí para contártelo. ¡Ahora te toca a ti disfrutar de una Aventura en Ordesa!