¡No es el final del mundo, solo el final de las clases escolares!

Olga.PNG

 

Publicado por Olga Sanz

Descubrir Madrid, algo apasionante, nunca dejaré de hacerlo.

¡Me encanta el verano! Y a mis hijas también. Con 5 y 10 años como no van a desear tener tres meses por delante para disfrutar del sol, la piscina, las vacaciones… ¡Sí! ¡Tres MESES! Llega la inevitable pregunta que nos hacemos todos los padres: ¿cómo lo hacemos este verano? Así que cogemos el calendario y dedicamos un buen rato a realizar encaje de bolillos.

En estos meses la figura de los abuelos se hace imprescindible. ¿Cómo serían capaces de hacerlo ellos con nuestra edad y sin conciliación familiar? ¡Ajá! Conciliación familiar, qué bonita palabra…

Pero si los abuelos no están disponibles, tenemos la opción de elegir un campamento de verano. Los hay de mil actividades, con diferentes horarios, para todo tipo de niños, condiciones, etc. ¡Incluso gratis! Os recomiendo visitar el blog Mamá tiene un plan, donde cuelgan propuestas de campamentos gratuitos y muy interesantes, desde animación a la lectura, ajedrez, cocina o matemáticas, si tu hijo es un cerebrito.

La oferta de campamentos urbanos es inmensa, por eso hemos creado el plan ¡Por fin solos! (que es lo que dirán los peques cuando les dejes). Se trata de dos campamentos, uno en inglés y otro en castellano, pero muy singulares. Cada día realizarán actividades distintas, como por ejemplo taller de abalorios, cocina o teatro. Ambos están en Madrid y tienen diferentes localizaciones para que los padres puedan elegir el centro que les convenga, y, por supuesto, es flexible en días y horarios, para adaptarse al ritmo de la familia. ¡Nunca habrán cogido la mochila con tanta ilusión! Claro que en ésta no hay libros ni deberes, solo el buen rollo del verano.

Esta época invita también a aprovechar esos pequeños momentos que te deja la rutina diaria. Los fines de semana son perfectos para hacer alguna escapada y disfrutar del aire libre en familia. El plan estrella del verano es Duerme en un árbol, una noche en una cabaña construida en un árbol (disponibles desde 2 a 5 personas), una ruta en piragua y el descenso en tirolina. Todo se realiza en el Valle de Lozoya, a dos pasos de Madrid, dentro de un camping que cuenta con actividades lúdicas para que los más pequeños no se aburran ni un minuto.

shutterstock_154211006.jpg

Si no quieres coger coche, ¿qué tal la bici? En El Retiro organizamos el plan Sobre ruedas, un paseo en bici donde conoceremos la historia del parque. Acabará con un taller de patines, es el momento perfecto para que te dejes llevar por tu niño interior y aprendas, si no lo has hecho ya, a mantenerte sobre los patines. ¡Aviso! Si eres principiante la caída está asegurada, pero las risas también. Yo ya lo he hecho con mis hijas, y aún seguimos recordando esa tarde y “el traspiés de mamá”.

Y si sois una familia de aventureros, no podéis desaprovechar el buen tiempo para hacer el plan Supervivencia familiar. Aquí os enseñaremos las claves básicas de supervivencia, como realizar un refugio, enfrentarte a un animal salvaje o seguir sus huellas. ¿Qué tu hijo no va a ser concursante de Supervivientes? Seguro que no, pero lo importante es que os divirtáis juntos, aprendáis y disfrutéis del aire libre y la familia. Y eso está asegurado.

El verano nos da muchas opciones de recuperar el tiempo perdido con nuestra familia, ya sea en una semana de playa, en el pueblo o en el extranjero. Pero en el día a día también puedes hacerlos felices.