Soltero y con compromiso: Disfruta de unas vacaciones inolvidables con tus hijos

Viajar solo con niños es la oportunidad perfecta para vivir con tus hijos una experiencia inolvidable y llena de recuerdos que se les quedarán grabados para siempre. Porque sí, el mejor regalo que le puedes hacer a un hijo es dedicarle tu tiempo. Por eso, y para que vayáis eligiendo juntos el destino para este año, te proponemos seis tipos de viaje diferentes para que disfrutes de unas vacaciones monoparentales con tus hijos:

El pueblo de Papá Noel, Finlandia

Si tus hijos son todavía pequeños o siguen manteniendo la magia cada 25 de diciembre, un viaje a la Laponia finlandesa  para conocer en persona a Papá Noel es la excusa perfecta para sacarle una sonrisa a tus hijos: alimentar a sus renos, pescar haciendo agujeros en el hielo o conducir un trineo de huskies son solo algunas de las aventuras que os esperan. Ver la ilusión en la cara de tus hijos bastará para que haya merecido la pena, pero si le sumamos que Finlandia tiene el lujo de ser uno de los países donde se pueden ver las auroras boreales, este destino cumplirá las expectativas de toda la familia. Regresaréis a casa con infinidad de historias que contar y los niños estarán deseando volver al colegio para contárselo a sus amigos. Y, como recuerdo, un diploma por haber cruzado el Círculo Polar Ártico.

Por Canadá en autocaravana

Lo mejor para que, como padre, formes parte de los recuerdos inolvidables de tus hijos es formar parte de su vida. Y qué mejor oportunidad que las vacaciones de los más pequeños para preparar un viaje que se les quedará grabado para siempre: una ruta en caravana por Canadá . Porque viajar en autocaravana supone convivir en un espacio reducido que os permitirá conoceros mejor y afianzar la relación de padre e hijo. Pero, lo mejor y más divertido de vivir sobre ruedas es que podréis poner en práctica el recientemente famoso slow travel: viajar sin prisas, sin horarios y, en este caso, adaptando la ruta a las necesidades de tus hijos. ¿El destino? PANGEA recomienda Canadá, un paraíso natural lleno de Parques Nacionales, cascadas espectaculares, lagos azul turquesa, ciudades tan cosmopolitas como Vancouver y… ¡El puente colgante más largo del mundo!

En busca del Rey León, Tanzania

Si tus hijos son de los que ven los documentales animales, su plan preferido es pasar un domingo en el zoo y su película favorita es El Rey León, estas vacaciones ya tienes plan: un safari en Tanzania. Este país es el lugar perfecto para tener la primera experiencia safari. ¿Por qué? Porque es el destino más variado del Este de África, cuenta con diversidad de ecosistemas y cada 200km el paisaje cambia: el Monte Kilimanjaro, los baobabs del Parque Nacional de Tarangire, el mayor santuario de vida animal en el cráter del Ngorongoro y, cómo no, los suelos anaranjados al más puro estilo Memorias de África. ¿Te imaginas la cara de tus hijos al ver a los cinco grandes? El rinoceronte, el elefante, el búfalo, el leopardo y, por supuesto, el león, os están esperando para dejar en vuestra memoria un recuerdo inolvidable. Porque nunca esta canción habrá tenido tanto sentido: ¡Hakuna Matata!

Crucero por los fiordos noruegos

Un crucero es la opción perfecta para aquellos padres que quieren desconectar en vacaciones, olvidarse de las preocupaciones y dedicarse únicamente a disfrutar de la compañía de sus hijos. Por eso, PANGEA propone un crucero por los fiordos noruegos en el que lo único difícil será elegir entre la multitud de actividades a bordo. Porque, ¿qué padre no quiere ver cómo sus hijos se lanzan por toboganes acuáticos, ven los últimos estrenos en un cine 4D o hacen amigos de todas partes del mundo? Pero lo mejor de llevar a tus hijos a un crucero es que, aparte de disfrutar de actividades tanto para adultos como niños, pasaréis momentos inolvidables en las cenas y en las excursiones: dando un paseo por el colorido puerto de Copenhague, sintiéndoos pequeñitos ante la inmensidad de los fiordos noruegos o visitando la ciudad alemana de Warnemünd, rodeada por mar y bosques costeros. ¿Y lo mejor? ¡Los niños viajan gratis!

Port Aventura & Ferrari Land PORT

Si no tienes muchos días para pasar con tus hijos pero te apetece vivir con ellos una experiencia de adrenalina pura, unas entradas a PortAventura, con Ferrari Land incluido, son la idea que estabas buscando. Sin salir de España tendréis emoción, aventura y diversión a partes iguales y todos vuestros recuerdos estarán llenos de sonrisas: subirte al mítico Dragon Khan con tus hijos, descubrir todos los secretos de la reconocida marca italiana de coches o competir en familia en un gran circuito de carreras, harán que vuestro viaje sea inolvidable. ¿Tus hijos son de los que quieren vivir emociones fuertes? Elegid siempre la primera fila en las montañas rusas y la emoción estará asegurada.

Disneyland París

Y, como no se puede hablar de un viaje con niños sin mencionar Disneyland París, ¿quién mejor para cumplir el sueño de un hijo que su padre? Si hay algo que marca la infancia de un niño son los personajes de Disney, queridos por mayores y pequeños a partes iguales, así que, si quieres apostar por lo seguro, un viaje a Disneyland es tu opción. La ilusión marcará cada uno de los días que paséis en el parque y tus hijos volverán a casa con momentos llenos de magia grabados en su memoria: una cena con su personaje favorito, una clase de entrenamiento Jedi o visitar el castillo de las princesas son solo algunos de ellos. Pero lo más importante es que tú como padre puedas disfrutar con ellos de la infinidad de atracciones o de las cenas temáticas en alguno de los restaurantes así que, no te olvides de la cámara y preparaos para vivir un viaje inolvidable en el mundo de los sueños.