La depresión postvacacional se supera... ¡con humor!

La vuelta... ¡horrible vuelta! Cuando parece que tu vida es perfecta tumbado en la hamaca de la playa con el cóctel de la mano, llega la rutina para devolvernos a la oficina, a horarios interminables, a los 500 correos electrónicos sin leer o a las multitudes en el Metro. Todos sabemos que la vuelta es difícil, pero te animamos a ver el lado positivo... ¡es posible!

1. Los atascos vuelven a tu día a día. Considéralos una oportunidad para empezar el día con fuerzas o para acabar con el estrés. 

cantando-coche-3.gif.imgo.gif

2. Por fin te reencuentras con tus colegas.

reencuentro.gif

3. Y lo mejor es que... ¡todos envidiarán tu moreno

slide_335285_3384944_free.gif

4. No estar con los niños 24 horas al día supone un descanso. ¡Admítelo!

ninos-en-la-playa-gifmaniacos.es-4.gif

5. El buen humor es imprescindible. ¡Otros compañeros no se han ido de vacaciones! Así que conviértete en el alma de la oficina y alegra el día a los demás.

giphy (12).gif

6. No te agobies por haber olvidado la contraseña del ordenador, eso significa que has tenido unas muy buenas vacaciones. 

giphy-downsized-large (1).gif

7. Hay cosas buenas de volver a trabajar, ¡te lo prometemos! 

giphy (11).gif

8. ¡Y la nueva temporada ha llegado a las tiendas! Date un caprichito y vete de compras para meterte de lleno en la época otoñal y olvidar el ya extinto verano.

giphy (9).gif

9. Al fin y al cabo, el fin de semana no está tan lejos. 

giphy (13).gif

10. Si con todo esto no es suficiente, piensa que... ¡se acercan tres puentes

giphy (15).gif