Escapadas de fin de semana para vivir el otoño

Si creías que tras el verano el tiempo para viajar había acabado, estás muy equivocado. El otoño es una oportunidad para hacer escapadas de fin de semana, y más cuando el paisaje se tiñe de ocres y el olor a castañas inunda las calles. Coge una rebequita (que puede refrescar), tu cámara de fotos, el MINI Countryman que te prestamos totalmente gratis y recorre los mejores escenarios de nuestra geografía. 

En el corazón de Navarra

Magia, leyendas y la segunda selva más grande de Europa (solo por detrás de la Selva Negra, en Alemania). Navarra ofrece al viajero una escapada barata que te permitirá descubrir los colores más llamativos de esta época del año. Pero como no solo de fotos vivimos, te incluimos las entradas a las Cuevas de Zugarramurdi y te animamos a que visites el museo próximo para empaparte de la increíble historia de una región que no siempre está en la lista, pero que es un imprescindible. 

Selva de Irati, Navarra. Shutterstock.jpg

Lujo rural

El turismo rural sigue en boga, y ésta es una época perfecta para acurrucarse frente a la chimenea con la lluvia cayendo tras la ventana y una copa de vino para que temple el cuerpo. ¿No te parece una escapada muy romántica? Pues sorprende a tu pareja con un viaje a La Rioja, más concretamente a Azofra. Como buena tierra de viñedos, no te faltará una visita a las famosas bodegas CVNE, con cata incluida. No solo podrás probar algunos de los mejores caldos de la región, también aprenderás a diferenciar olores, texturas y qué son los dichosos taninos. 

shutterstock_576761431.jpg

Tierra de gigantes

Éste es un plan para sentirse un Don Quijote en la tierra donde se inspiró el mismo Cervantes. Coge el MINI Countryman y conduce hasta Campo de Criptana, el lugar donde el horizonte es propiedad de los gigantes del hidalgo. Una bonita estampa que mejora si le sumas la espectacular gastronomía de la que se puede disfrutar en esta zona. Si quieres hacer una inmersión en el gran clásico español, te recomendamos que pruebes uno de los platos que se mencionan en el libro, duelos y quebrantos, uno de los platos más populares que combina los torreznos, el chorizo y el huevo en una especie de tortilla. Riquísimo y calórico, lo necesario para un frío día de otoño. 

shutterstock_247170886.jpg